Barcelona colocará bolardos y estudiará peatonalizar vías concurridas

El Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno han acordado incrementar el uso de bolardos y obstáculos móviles en lugares con gran concentración de personas de la ciudad y estudiar medidas permanentes en algunos –como peatonalizar calles y colocar obstáculos fijos–, para evitar nuevos atentados como el atropello masivo del jueves.

 

Ada Colau rectifica y coloca los bolardos en Las Ramblas

 

Lo han anunciado en rueda de prensa tras una reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad, presidida por la alcaldesa, Ada Colau, y a la que han asistido el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn.

También se trabajará para mejorar la calidad y la definición de las cámaras de videovigilancia, crear un grupo específico para analizar riesgos, impulsar una nueva sala conjunta de prevención y gestión de emergencias –en el antiguo Palau d’Esports– y reforzar la formación en detección de radicalismos y gestión de emergencias.