Juana Rivas no acude a la citación del Juzgado de Granada

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada)no ha acudido este lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por el progenitor. Juana permanece en paradero desconocido desde hace 25 días tras incumplir la orden que la obliga a devolver a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito doméstico.

Se trata de una cita, fijada para las 10,00 horas, a la que sí ha acudido, pasadas las 9,15 horas y acompañado de su abogado, Adolfo Alonso, su excompañero sentimental Francesco Arcuri y padre de los dos niños, de once y tres años. También ha acudido la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada, María Castillo Pozo, después de que el juzgado no resolviera el recurso presentado por esta última alegando que no ha sido designada específicamente para estos autos.

Especialista en familia, el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada vio la demanda presentada, a través de la Abogacía del Estado de España, para la restitución de estos dos menores, de once y tres años, a su residencia habitual, en Italia, después de la denuncia por sustracción que Francesco Arcuri interpuso en su país, tras no volver la madre con los hijos desde España, adonde se habían trasladado en mayo de 2016.