Barcelona no tiene miedo

Al grito: «No tengo miedo» y, tras un minuto de silencio, Barcelona  ha homenajeado a las víctimas de los atentados terroristas de La Rambla y de Cambrils.

A las 16:50 de la tarde del pasado jueves, una furgoneta accedió por el carril central de La Rambla de Barcelona atropellando a cientos de personas. El vehículo avanzó hasta 530 metros, finalizando su trayecto a la altura del teatro Liceu. Numerosos testigos vieron salir al conductor de la furgoneta y darse a la fuga. La policía busca a Moussa Oukabir como presunto autor material del atentado.

Horas más tarde, pasada la 1:30 de la madrugada, cinco terroristas tenían la intención de perpetrar otro atropello en la localidad de Cambrils (Tarragona). A pesar de que las fuerzas de seguridad lograron frustar el ataque, este dejó a cinco personas heridas, una de ellas una mujer que ha fallecido a causa de las lesiones. La policía logró abatir a los cinco terroristas, quienes portaban cinturones explosivos falsos, según las autoridades catalanas.

Ambos atentados han dejado 14 muertos y más de un centenar de heridos de 34 nacionalidades diferentes.

Las fuerzas de seguridad asociaron la explosión que se produjo en una vivienda de Alcanar (Tarragona) la noche del miércoles con el atentado de Barcelona. La explosión mató a una persona e hirió a otras siete. uno de ellos ha sido detenido. En la vivienda se  encontraron una veintena de bombonas de gas butano y propano. La hipótesis que se baraja es que se estaba fabricando un artefacto explosivo.

Las autoridades catalanas han detenido a cuatro personas por su vinculación con los atentados e investigan una célula formada por doce terroristas.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado tres días de luto oficial por los atentados, durante los cuales, las banderas españolas ondearán a media asta en todos los edificios oficiales y en todos los buques de la Armada.