Zapatero pide «nuevos gestos» al Gobierno de Venezuela

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido «nuevos gestos» al Gobierno de Venezuela para superar la crisis política en la que se encuentra sumido el país y ha pedido paz y respeto tanto para la opción política de la abstención en la Constituyente que defiende la oposición como a la participación en ese proceso electoral programado pera este domingo. Zapatero es uno de los acompañantes del proceso de diálogo entre Gobierno y oposición iniciado en 2016.

Zapatero ha hecho un llamamiento a secundar una «dinámica» para «acumular fuerzas a la de hacer esfuerzos decididos de negociación». En ese sentido, ha señalado que el «primer responsable es el Gobierno, a él apelo para que la facilite con nuevos gestos, aunque sin la voluntad y la determinación de la oposición nada será posible».

Con respecto a las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente de este domingo, Zapatero ha destacado que el derecho «a abstenerse, el rechazo a una consulta electoral, son tan incuestionables como el derecho a votar, pero el ejercicio de un derecho solo es legítimo cuando es pacífico».

«Hoy y mañana Venezuela vivirá horas trascendentales. Deben transcurrir en paz. Ese es el compromiso que me han trasladado los diversos responsables políticos», ha apuntado Zapatero a través de un comunicado en el que destaca que ha mantenido contactos con representantes del Gobierno y de la oposición.

Zapatero ha reiterado que el diálogo es la única vía para superar la actual situación político y ha propuesto una agenda de discusión centrada en la fijación de un calendario para las elecciones de las alcaldías y la Presidencia, avanzar desde la Comisión de la Verdad «para tomar medidas amplias e inmediatas sobre liberaciones de presos» y definir con urgencia el procedimiento para poner fin al desacato de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Zapatero propone además establecer «nuevas reglas y garantías para que la Asamblea Constituyente se comprometa de forma inequívoca con el respeto a los principios de la República, a los poderes constitucionales y al sufragio universal como fuente exclusiva de legitimación del poder; y asumir el compromiso de compartir la aprobación inmediata de medidas económicas y sociales, apelando también para ello a la colaboración externa».

 

Zapatero ha reiterado que el diálogo es la única vía para superar la actual situación político y ha propuesto una agenda de discusión centrada en la fijación de un calendario para las elecciones de las alcaldías y la Presidencia

 

Para Zapatero, este proceso debe ser conducido de forma pacífica a través de un grupo integrado por representantes del Gobierno, la oposición, países amigos y acompañantes que debe contribuir a un acuerdo que respete la soberanía nacional, pues solo «a los venezolanos, a sus líderes y a los representantes de los ciudadanos, compete la determinación de sus bases».

También ha agradecido la disposición de actores políticos a buscar una salida pacífica y democrática y ha pedido que se dé una respuesta positiva a los anhelos de «paz, democracia y convivencia de los ciudadanos de Venezuela».