Pamplona se protege contra el terrorismo en los Sanfermines

Más de 3.500 agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Foral y Policía Municipal velarán por la seguridad de toda la ciudad en Sanfermines. Nunca antes se había preparado un dispositivo tan amplio de seguridad, tampoco cuando la banda terrorista ETA estaba en activo. Es verdad que los Sanfermines nunca han sido objetivo de ETA, pero esta vez, con el terrorismo internacional yihadista, se quiere evitar cualquier incidente.

En concreto, el número exacto es de 400 agentes de la Policía Municipal de Pamplona, 300 policías forales, 950 agentes de la Policía Nacional y 1.400 guardias civiles. Habrá controles masivos en los accesos a la ciudad, así como seguimiento de autobuses y camiones. Como en este último periodo, uno de los métodos utilizados en los atentados yihadistas, es el atropello en lugar de masificación, se colocarán bolardos de hormigón en los accesos a las principales plazas.

 

Cámaras de seguridad para prevenir agresiones sexuales en Sanfermines

 

En los últimos años, la ciudad de Pamplona se ha sensibilizado con la prevención de las agresiones sexuales («NO ES NO», campaña instucional del Gobierno de Navarra), llegando a manifestarse en más de una ocasión en contra de esta lacra social durante las fiestas. Hay que recordar, que el año pasado, la madrugada del 7 de julio, «El prenda y su manada» cometieron una violación múltiple a una chica. Así, el día del chupinazo habrá un dispositivo especial de policías de paisano y cámaras de seguridad para grabar cada momento de la fiesta.

Un dispositivo preparado para que todo el mundo que quiera acudir a una de las mejores fiestas internacionales, disfrute sin preocupaciones de la música, las tradiciones y la gastronomía.

 

La policía francesa prestará apoyo en Sanfermines

 

Además de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, la policía francesa apoyará a la policía de nuestro país a lo largo de los nueve días que duran las fiestas de San Fermín. El objetivo es dar apoyo a los turistas franceses, que son los asistentes mayoritario por la cercanía fronteriza entre Francia y España. Del mismo modo, prestarán atención a los posibles delitos de hurto, prevención de delincuencia y agilizarán la formalización de las denuncias.