Uno de los cuatro yihadistas que fueron detenidos el pasado miércoles en Mallorca en una operación policial conjunta, tenia planeado, según el auto del juez, atentar en Inca. Concretamente, quería hacer una»matanza» apuñalando al mayor número de personas en las Plaza del Ayuntamiento de la localidad de Inca (Mallorca).

El yihadista tenía pensado usar un arma blanca

Últimamente, este método de ataque con arma blanca está siendo muy utilizada en los últimos atentados yihadistas en Europa. El último atentado utilizando esta forma fue en Londres, donde el joven español, Ignacio Echevarria, fue a salvar, atacando con su monopatin, a las personas que estaban siendo atacadas por los terroristas.

 

El juez acusa a los yihadistas de adoctrinamiento a menores

 

Según el juez, Abdelkader Mahomoudi tenía como objetivo ser un mártir del movimiento terrorista y estaría a favor de la yihad. Accedía habitualmente a contenido audiovisual en aplicaciones móviles. En ese material aparecían espacios de adoctrinamiento yihadista.

Los cuatro han sido arrestados bajo prisión sin fianza, ya que el juez considera que los detenidos pertenecían al grupo creado por el imán salafista Tarik Chadliouli. El juez entiende que tiene un alto riesgo de fuga y que los delitos de los que se les acusa son graves.

 

Otro yihadista está acusado de malversación de fondos

 

Según se puede leer en el auto del juez, otro de los detenidos, Azzouz Azdad, detraía fondos públicos de la comunidad religiosa en beneficio propio. Este también ha participado en vídeos para la captación de jóvenes. El fin de todo este material era conseguir al mayor número de jóvenes para que combatiesen en zonas de conflicto.

Hay que recordar que todos estos arrestos llegan cuando nuestro país sigue en nivel cuatro de alerta terrorista. En Madrid, la vigilancia es extrema, por la celebración de la fiesta mundial del orgullo gay, el «World Pride Madrid 2017».