Al menos cuatro personas han muerto a causa de la ola de calor de EEUU

Al menos cuatro personas, entre ellas dos senderistas, han muerto en los últimos días a causa de la ola que afecta al suroeste de Estados Unidos, que ha provocado la cancelación de varios vuelos en esta zona del país.

Las primeras víctimas de la ola de calor se registraron el lunes en el condado de Santa Clara, en el estado de California, y fueron identificadas como un hombre de 72 años y una mujer de 87 años.

Las otras dos víctimas mortales son un hombre de 57 años y su hijo de 21, que fallecieron en el parque nacional de Carlsbad Caverns, en el estado de Nuevo México, según los medios locales.

La Policía del estado ha indicado que las altas temperaturas, cercanas a los 38 grados, contribuyeron a la muerte de ambos hombres, según ha recogido la filial de la cadena de televisión NBC en Nuevo México.

El Servicio Nacional Meteorológico y las autoridades locales han emitido alertas y advertencias por calor, aconsejando a la población que permanezca en sus viviendas y se hidrate en caso de salir al exterior.

 

Alerta máxima

 

 

Las autoridades estadounidenses se encuentran en estado de alerta ante la llegada de una ola de calor con temperaturas récord que sacudirá el suroeste de Estados Unidos, donde en el californiano valle de la Muerte se están registrando ya temperaturas de 53ºC.

De hecho, el aeropuerto de Phoenix ha paralizado todos sus vuelos entre las 15.00 y las 18.00 porque las temperaturas serán tan altas (con máximas de 49ºC) que los aviones serán incapaces de operar con normalidad por temor a fallos mecánicos.

De llegar a los 50º, será el día más caluroso en los últimos 22 años de historia de la ciudad, según comparativas del Servicio Nacional Meteorológico. Además se espera que estas altas temperaturas se prolonguen durante los próximos diez días.

 

| Noticias |