Un festival supuestamente “prohibido para los blancos” #En60”

Con el objetivo de “construir estrategias y cadenas de solidaridad duraderas”, el colectivo afrofeminista ha convocado la primera edición de Nyansapo, desatando la polémica en Francia.

La celebración del primer festival afrofeminista europeo tendrá lugar en París y contará con tres espacios no mixtos diferenciados y uno mixto: uno de mujeres negras, otro de personas negras, otro de mujeres radicalizadas y, el último, abierto para todo tipo de público. La ultraderecha francesa no tardó en reaccionar denunciando que algunos de los espacios estaban “prohibidos para los blancos”. La Liga Internacional contra Racismo y Antisemitismo (Licra) y la sección francesa de SOS Racismo también lo vieron discriminatorio. Incluso la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, reconocida feminista, ha reclamado la prohibición del evento y ha amenazado con denunciar a las organizadoras.

Los defensores del festival afirman que a la mujer negra, además del problema del patriarcado, también se le suma el de la opresión, recibida tanto por hombres como mujeres de color blanco y que “la militancia no mixta no es discriminación”.