May: “el objetivo del atentado eran las familias jóvenes” #En60”

Una vez más un suicida se salda la vida de personas inocentes dejando al menos 22 muertos y 59 heridos, esta vez en en un concierto de Ariana Grande en el estadio Manchester Arena, en Reino Unido.

El atentado fue cometido por un solo hombre, con un artefacto explosivo improvisado, que al parecer contenía tornillos, clavos y piezas metálicas para que el artefacto multiplicase su daño al estallar.

“Este ha sido el más horroroso incidente que hemos tenido que afrontar en Manchester y algo que todos esperábamos no ver nunca. Familias y muchos jóvenes habían salido para disfrutar un concierto en el Manchester Arena y han perdido sus vidas”, afirmaba el comisario jefe de Manchester.

Una de las asistentes al concierto ha manifestado que cuando estaban en lo alto de las escaleras del estadio, los cristales reventaron, el edificio entero se tambaleó, cogió a sus hijos de 15 y 17 años y se fue a la zona donde se vendía merchanidising. Fue una explosión seguida de una llamarada de fuego, había cuerpos por todos lados.

El Estado Islámico ya ha reivindicado el ataque, producido a tan solo 15 días de las elecciones generales del país.