Ertzainas quieren invertir multas en mejorar Seguridad Vial

Los sindicatos de la Ertzaintza Erne y ELA quieren que lo recaudado por las multas de tráfico se destine a la mejora de las carreteras vascas y a subvencionar a las víctimas de tráfico para paliar sus necesidades médicas o de movilidad creadas tras sufrir un accidente.

Roberto Seijo, secretario general de ERNE, sindicato mayoritario de la Policía vasca, ha explicado a Europa Press que ambas centrales sindicales quieren que el 80 por ciento de lo recaudado como consecuencia de la interposición de denuncias de tráfico se destine a realizar mejoras en la Seguridad Vial, entre las que ha destacado «la protección de las biondas y la señalización para ciclistas», y otras políticas necesarias para mejorar la seguridad de los ciudadanos y de los conductores.

En este apartado ha incluido la materialización de subvenciones para las víctimas de tráfico, con ayudas «en tratamientos de rehabilitación, la adquisición de medios mecánicos, como sillas de ruedas, u otras necesidades que puedan tener, como la adaptación de sus propias viviendas».

El 20 por ciento del dinero restante, ha dicho Seijo, revertiría en la Ertzaintza «para materiales, formación y otras cuestiones necesarias para ejercer nuestro trabajo con seguridad y profesionalidad».

Aunque todavía está por concretar la fecha, los sindicatos de la policía autónoma vasca quieren presentar la semana que viene esta iniciativa a los grupos parlamentarios de la Cámara vasca, alguno de los cuales ven muy positiva esta propuesta. Además, ERNE y ELA se van a poner en contacto con la Plataforma Stop Accidentes para recabar su apoyo y asesoramiento.

Según ha precisado Seijo, el Gobierno vasco tiene presupuestado ya 20 millones de euros en concepto de multas, aunque ERNE y ELA creen que la cantidad se acercará a los 25 millones.

«Creemos que ese dinero no se puede destinar a otra cosa que no sea la Seguridad Vial, y la ayuda tanto a las necesidades que tiene la Ertzaintza para realizar su trabajo, como la ayuda a los accidentados», ha concluido