Condenados a 85 azotes en público por su homosexualidad

Dos hombres homosexuales han sido sentenciados a recibir 85 azotes en público por persona por mantener relaciones sexuales entre sí. Este es el primer caso en el que se castiga por homosexualidad a dos personas en una ciudad de Indonesia, regida bajo una estricta ley musulmana.

Los activistas de derechos humanos calificaron el castigo de excesivo y lo consideraron peligroso por el giro que ha dado la ciudad de Aceh, que ha impuesto una rígida versión del código legal del islam.

Al parecer, unos vigilantes sorprendieron a los dos hombres desnudos en la misma cama. Los vigilantes les propinaron una paliza, mientras les grababan con un vídeo que fue llevado a una estación local de la policía de la ciudad.

Desde el año 2014, la homosexualidad es ilegal en esa ciudad, pero esta ha sido la primera vez que se ha castigado a alguien por ello. La sentencia máxima que se puede imponer por acostarse con una persona del mismo sexo es de 100 azotes. La condena ha sido reducida a 85 debido a las disculpas que realizaron los dos acusados.

 

La homosexualidad es un crimen en 72 países

 

Según un informe anual sobre homofobia fomentada desde el Estado, recopilado por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexual, Trans e Intersex, la homosexualidad es un crimen en 72 países. En Irán, Arabia Saudí y Yemen, la homosexualidad está calificada como un crimen con pena de muerte, sin embargo, es muy raro que se lleguen a realizar las ejecuciones. En otros países, la pena de muerte por homosexualidad está en vigor, pero aún no se ha puesto en práctica.

Por otro lado, sesenta y tres países poseen leyes antidiscriminación que protegen a todo el colectivo homosexual (tanto gays como lesbianas). En veintitrés de esos sesenta y tres países se reconoce el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.