Boko Haram consiguió lavar el cerebro de al menos cuatro niñas de Chibok

 

Al menos cuatro de las 220 niñas que fueron secuestradas en 2014 en la localidad nigeriana de Chibok por el grupo terrorista Boko Haram han asegurado en un vídeo que no desean volver a casa junto al resto de niñas que ya han sido liberadas.

En el vídeo las niñas aparecen portando rifles AK47 y responden a una serie de preguntas tras indicar sus nombres y apellidos y la clase a la que acudían cuando fueron secuestradas, según ha informado el medio local Sahara Reporters.

«No queremos reunirnos con nuestros padres porque ellos no adoran a Alá. Les insto a que se unan a nosotras», ha aseverado una de las menores. «No hemos contraído matrimonio de forma forzosa con nadie. Nos casamos como nos plazca», ha añadido la niña secuestrada hace tres años por Boko Haram.

Las niñas han detallado así los motivos por los que no quieren ser liberadas, tal y como sucedió la semana pasada con 82 de ellas, que fueron puestas en libertad a cambio de la excarcelación de al menos dos milicianos de Boko Haram.

 

 

«No queremos reunirnos con nuestros padres porque ellos no adoran a Alá. Les insto a que se unan a nosotras». «No hemos contraído matrimonio de forma forzosa con nadie. Nos casamos como nos plazca», ha añadido la niña secuestrada hace tres años por Boko Haram

 

 

 

En el proceso de negociación para su puesta en libertad a principios de mayo participaron varios altos cargos del Departamento de Seguridad del Estado, así como del Gobierno Federal, los Servicios de Inteligencia y las fuerzas de seguridad del país.