Jimena y su novia, a salvo en Barcelona

María Jimena, la joven que huyó  a Estambul y que hasta ahora se encontraba retenida, ha llegado junto a su novia Shaza al aeropuerto de Barcelona en buen estado. Ambas fueron deportadas según fuentes de la subdelegación del Gobierno de Málaga y de la Guardia Civil.

Jimena y su novia Shaza quisieron volar a Dubái para visitar a la familia de la joven egipcia. El padre de Shaza, las denunció a las autoridades de los Emiratos Árabes por mantener una relación homosexual; donde está considerado como un delito.

Cuando qusieron huir, fueron retenidas en el aeropuerto de Tiflis por el padre de Shaza. La pareja de jóvenes entonces intentó escapar a Turquía cogiendo un autobús a Samsum. La policía turca volvió a retenerlas por falta de documentación, el padre de Shaza se encargó de romper sus pasaportes para evitar la huida. Doce horas después, fueron puestas en libertad y viajaron una vez más a Estambul donde la policía las llevó a un centro de deportación.

La desaparición de Jimena y Shaza

Jimena y Shaza, dos jóvenes enamoradas que tratan de luchar por amor y contra la homofobia, estuvieron retenidas en Turquía.

Las dos vivían en Londres, donde Shaza había huido de su familia, de origen egipcio y afincada en Dubai. La joven confesó a su familia que estaba enamorada de una mujer. La pareja vivía en Londres en ese momento y la famila de Shaza logró que regresara a Dubái engañándola. El padre le dijo que su madre estaba muy enferma. En Dubai, la homosexualidad está castigada con pena de muerte. Jimena viajó con su novia y al llegar se enteraron que el padre de Shaza las había denunciado por su condición homosexual. Las retuvieron. A Shaza la querían ahorcar y a Jimena montarla en un avión a España pero consiguieron escapar a Turquía. Ahora continúan retenidas bajo las autoridades.