El pueblo que recicla el 95% de sus residuos

 

En Kamikatsu, un pueblo de Japón, viven 1.650 habitantes. Gracias a la colaboración de estos ciudadanos, el pueblo japonés ha conseguido convertirse en uno de los más sostenibles del mundo.

El objetivo para 2020 era conseguir reciclar el 100% de los residuos, tres años antes ya han conseguido el 95%. En Kamikatsu, no existen ni contenedores ni camiones de recogida, los ciudadanos acuden a centros de recogida en los que depositan los objetos que no utilizan y todo aquello que quieren tirar. La materia orgánica la reutilizan convirtiéndola en abono para huertos o jardines propios de autoconsumo.

 

El pueblo de Kamikatsu, un ejemplo a seguir

 

Una de las claves para conseguir este objetivo es la clasificación de los residuos, separados 34 categorías distintas. Papel y cartón, botellas de plástico, tapones, madera, metal cerámica y vidrio ( divido por colores).  Cada habitante utiliza carretillas o coches para acudir a los centros, donde todo lo que se recauda, se transforma en bonos de comida, lotería o equipamiento para el reciclaje.

Desde 1998 las incineradoras no cumplían la normativa de calidad de aire.  El Estado Japonés subvenciona la construcción de dos plantas incineradoras, pero los vecinos eligieron una opción que disminuyese el impacto que genera al medioambiente a través del Proyecto Cero Reisiduos.