Tobias Ellwood, el héroe británico #En60»

Con la frente manchada de sangre y la cara desencajada el diputado conservador y viceprimer ministro británico de Exteriores, Tobias Ellwood, intentó salvar la vida a un agente de policía que fue apuñalado en el atentado a las puertas del Palacio de Westminster. Ni el masaje cardíaco, ni la respiración boca a boca consiguieron reanimar al policía, pese a que el diputado se mantuvo a su lado hasta que llegó la asistencia médica.

El Estado Islámico ya ha reivindicado este atentado en el que el autor de 40 años y de nacionalidad británica se cobró la vida de varias personas y casi 30 resultaron heridas, y en el que por el momento se ha provocado la detención de 8 sospechosos de la masacre.

Ellwood fue excapitán del ejército y ha sido víctima del terrorismo, perdió a su hermano en los atentados de Bali en 2002 en los que murieron más de 200 personas.