La huelga de controladores franceses provocará más de 1.000 cancelaciones

La huelga de controladores aéreos franceses provocará la cancelación de más de 1.000 vuelos esta semana en la que las aerolíneas se verán obligadas a reducir en un 25% sus vuelos, según el ‘lobby’ aéreo Airlines For Europe (A4E), que insta a la Comisión Europea y a los Estados miembros a minimizar su impacto en los pasajeros.

“No se puede permitir que un grupo de 15.000 controladores aéreos de Europa restrinjan los derechos de millones de viajeros europeos”, ha asegurado el director general de la A4E, Thomas Reynaert, quien ha lamentado la nueva protesta, al tiempo que ha cifrado en 2,5 millones de viajeros los afectados desde 2010 por las huelgas de control en Europa.

Reynaert, quien ha reconocido el derecho individual de los trabajadores a emprender las acciones que consideren convenientes, apuntan que estas protestas afectan a los países que dependen significativamente del turismo y ha recordado que 2016 ya fue “desafortunadamente” un año récord en huelgas: 22 convocatorias.

Impacto de 12.000 millones desde 2010

Según datos de la A4E, entre el año 2010 y el 2016 se produjeron un total de 217 días de huelga en la Europa, lo que supone un día interrumpido de cada nueve.

En total fueron 278 los días afectados si se tienen en cuenta los días antes y después de la huelga ya que los vuelos tienen que ser cancelados por adelantado y los retrasos se acumulan al día siguiente.

Así desde 2010, el impacto global de las huelgas de control del tráfico aéreo ha costado 12.000 millones de euros a la economía de la UE, asociados con más de 140.000 puestos de trabajo.

El país donde son más frecuentes las huelgas en control de tráfico aéreo es Francia, seguido de Grecia, Italia y Portugal. En el conjunto de la UE han supuestos 35.000 cancelaciones y más de 7 millones de retraso entre las aerolíneas de la asociación.

La nueva huelga de los controladores aéreos en Francia afectará a los centros de control de Brest y Burdeos desde hoy al viernes, y al sur de Francia a partir de mañana hasta el próximo viernes, afectando a los vuelos desde y hacia los aeropuertos de París Roissy-Charles de Gaulle y Orly y los aeropuertos del suroeste. Asimismo, afectará a los sobrevuelan Francia, incluyendo enlaces desde Reino Unido e Italia, Suiza y España.

Por ello, desde la A4E, la asociación europea de aerolíneas fundada por IAG, Lufthansa, Ryanair, easyJet y Air France-KLM y a la que se han sumado ya 14 compañías aéreas, insta a la Comisión Europea (CE) a que proteja los derechos de los viajeros europeos y colabore con los Estados miembros, los proveedores de servicios de navegación aérea, los sindicatos y otras partes interesadas “para minimizar el impacto en los pasajeros”.

El mes pasado, la Organización de Servicios de Navegación Aérea Civil (CANSO), que representa a los proveedores europeos de servicios de navegación aérea, acordó colaborar con A4E para mejorar el rendimiento de la red europea de gestión del tráfico aéreo en el futuro.