Luis Enrique dejará el FC Barcelona a final de temporada

Luis Enrique Martínez García, nacido en Gijón el 8 de mayo de 1970, ha anunciado que deja un banquillo que cogió en verano de 2014 debido al desgaste de su trabajo y a no tener apenas tiempo de descansar, pese a que ha ganado 8 títulos de 10 posibles en sus dos primeras campañas y que todavía opta a añadir otros tres a un palmarés cuyo porcentaje de éxito puede ser el mejor de la historia blaugrana.

El adiós de Luis Enrique deja varias similitudes con el de Pep Guardiola, quien aguantó una temporada más, hasta cuatro, antes de sentirse vacío de energía y optar por un año sabático. El de Santpedor conquistó 14 de 19 títulos, un 73,68% de éxito sin igual con anterioridad y, además, marcando una época con un estilo de juego dominador y ofensivo.

De momento Luis Enrique, todo carácter, lleva un 80% y tiene ante sí una final de Copa del Rey para sumar el noveno título, está luchando en LaLiga Santander con el Real Madrid, líder, y el Sevilla o Atlético de Madrid para revalidarla y, más difícil, tiene que remontar un 4-0 adverso en la Liga de Campeones para seguir aspirando a un hipotético y harto complicado triplete que ya logró en su primera temporada, como Guardiola.

Su regreso hace apenas tres años a un club por el que ya había pasado con éxito como jugador, ganándose el corazón de los culés pese a venir del Real Madrid, y como técnico del filial, hizo prolongar el camino de éxitos de predecesores con carrera similar como Guardiola o el fallecido Tito Vilanova.

 

Se barajan varios nombres para sustituir al entrenador

 

Pese a que el presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, aseguró tras la noticia de la marcha del asturiano que trabajarían con discreción y que no darían el nombre del nuevo entrenador hasta final de temporada, la dirección deportiva y la Junta ya trabajan seguro para atar al nuevo inquilino del banquillo.

Los nombres que más han ido sonando esta misma temporada, por si Luis Enrique no continuaba, son los de dos exjugadores del Barça que están teniendo éxito en sus actuales equipos. Se trata de Ernesto Valverde y de Eusebio Sacristán.