Más de 1,9 millones de musulmanes viven en España, 31.235 más que el año anterior

El número de musulmanes que viven en España superó en 2016 los 1,9 millones (1.919.141), 31.235 más que en 2015, cuando alcanzaron los 1,8 millones, según se desprende del Estudio Demográfico de la Población Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí. Los seguidores del Islam representan el 4% de la población total española.

El informe, que utiliza datos de la Administración General del Estado y la UCIDE, revela que el 42% (804.017) de estos musulmanes son españoles, frente al 58% (1,11 millones), que son extranjeros. De esta forma, se confirma la tendencia de años anteriores, por la que aumenta el número de musulmanes nacidos en España o nacionalizados y desciende el de musulmanes migrantes.

Entre los españoles, más de la mitad (430.990) son hijos, nietos y bisnietos de musulmanes, es decir, ya nacidos en España, mientras que 277.409 son nacionalizados y 23.624 han abrazado el Islam. Por su parte, entre los extranjeros, casi siete de cada diez son marroquíes (753.425), seguidos por los pakistaníes (78.071), senegaleses (62.489), argelinos (61.987) y nigerianos (41.486).

Por comunidades autónomas, una cuarta parte del total de musulmanes que residen en España se concentran en Cataluña (515.482). A esta, le siguen Andalucía, con 309.586 musulmanes; Madrid, con 283.063 y la Comunidad Valenciana, donde viven 204.479. En el extremo opuesto, Cantabria y Asturias son las autonomías donde residen menos fieles del Islam, con menos de 10.000 cada una.

El ranking de municipios con mayor número de ciudadanos musulmanes lo encabezan Barcelona, Ceuta, Madrid y Melilla, seguidos por El Ejido (Almería) y Murcia. En porcentaje de población, destacan las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde residen 36.474 y 44.564 musulmanes, respectivamente.

Los autores del estudio también han detectado migraciones interiores como consecuencia de la búsqueda de empleo, destacando la disminución de muslimes en las autonomías de Aragón, Cantabria y La Rioja, y las provincias de Badajoz, Castellón, Córdoba, Guadalajara, Toledo y Zaragoza.

Unos 275.000 alumnos sin clase de religión

Por otro lado, el informe revela que en España hay 290.110 alumnos musulmanes (115.946 españoles y 174.164 migrantes) de los cuales el 95%, unos 275.000 no reciben clase de religión islámica. Esto se debe, según indica el estudio, a que hay comunidades donde no se oferta a pesar de haber suficientes alumnos seguidores del Islam.

En concreto, pone el ejemplo de Cataluña donde hay 82.284 alumnos musulmanes y ningún profesor contratado; la Comunidad Valenciana, con 31.239 estudiantes de esta religión que tampoco reciben esta clase, y Murcia, con 17.273 alumnos en la misma situación.

En todo caso, de los datos se desprende que el número de profesores contratados de religión islámica se ha incrementado en siete con respecto al curso 2015-2016, pasando de 48 a 55, tras siete años en los que la contratación de profesores para esta asignatura permaneció congelada. Si bien, los autores apuntan que no es suficiente porque el 95% de alumnos musulmanes sigue sin recibir esta materia.

En concreto, las nuevas incorporaciones tuvieron lugar en Andalucía, donde pasaron de 19 a 22 profesores de religión musulmana; en Castilla y León y Madrid, comunidades que contrataron al primer profesor de esta materia desde que se firmó el convenio para la contratación de profesores de religión islámica; en Ceuta, ciudad autónoma en la que el número aumentó de 13 a 14; y País Vasco, donde ya son tres.

A estos hay que sumar los diez profesores de religión islámica contratados en la ciudad autónoma de Melilla y el único de Canarias, donde la cifra no ha cambiado con respecto al año anterior.

Según recuerdan, en 1996 se aprobó y publicó el contenido o currículo de las clases de Enseñanza Religiosa Islámica, así como el convenio para la contratación de los profesores para impartir la asignatura, pero solo ocho autonomías cumplen «unos mínimos legales».