Mercadona renovará 25 supermercados en Andalucía este año

Mario Morata empezó a trabajar en el primer supermercado de Mercadona en Algeciras cuando la cadena valenciana abrió en esta ciudad en 1999, año en que inició su expansión con fuerza en Andalucía. Desde su trabajo inicial como panadero ha pasado a ser hoy el coordinador de tienda, y desde ese puesto ha sido testigo de cómo este supermercado (uno de los cinco de Mercadona en Algeciras) ha sido uno de los primeros en España en transformarse al nuevo modelo de establecimiento que la compañía comenzó a implantar el pasado año.

Junto al de Algeciras, se ha remodelado otro en Peligros (Granada) y, en toda España, la empresa líder en el sector de la distribución prevé remozar 125 súper -entre 25 y 30 de ellos en Andalucía- con una inversión 180 millones. Y eso sólo durante este año 2017. La firma tiene 348 de sus 1.600 tiendas en la comunidad.

El de la ciudad gaditana ha exigido un desembolso de 4,5 millones porque supuso el traslado de la tienda ya que la antigua ubicación no permitía implementar todos los cambios del nuevos modelo. ¿Cuáles son los principales?

En primer lugar, una clara ganancia en la eficiencia energética de los supermercados. Mercadona estima que pueden ahorrar hasta un 40% de la energía que consumen las tiendas actuales. Una doble puerta en la entrada para evitar la pérdida de la temperatura dentro del súper; la sustitución de todas las luminarias; o la modernización de los congeladores de productos para que estén cerrados y se evite la pérdida de frío. Son tres ejemplos que explican esta mejora en la sostenibilidad energética de los nuevos establecimientos.

Pensando en la experiencia de compra del cliente, se han ampliado los pasillos, especialmente el de la zona de fruta y verdura fresca, para facilitar el tránsito y hacer más cómoda la compra. También se han ampliado los espacios para el pago en caja, y se han renovado completamente las cajas registradoras para hacer más cómodo tanto el pago como el cobro por parte de los empleados.

Tecnología en Mercadona

La remodelación incluye también una apuesta por introducir más tecnología en la gestión diaria del supermercado. En la sección de frescos (fruta y verdura), el frutero controla con un iPad tanto la cantidad de género en venta en cada momento, como el stock (producto almacenado), para afinar mucho más que antes en el volumen de pedidos que hacer de un día para otro.

Igualmente se han mejorado los espacios físicos para los empleados, que cuentan con una zona de descanso y de formación más amplia y completa. Y para los clientes, con la colocación de bancos de descanso en la entrada de las tiendas.