Retiran tiendas de campaña del campo de refugiados de Moria (Grecia) tras la muerte de cinco personas

Las tiendas de campaña de las áreas norte y oeste del campamento de refugiados de Moria, ubicado en la isla griega de Lesbos, han sido desmanteladas después de que se confirmara el hallazgo de un tercer migrante fallecido en las instalaciones, según ha indicado la directora del campo, Anzi Karagueli.

En declaraciones recogidas por la agencia de noticias ANA-MPA, Karagueli ha señalado que el desmantelamiento de estas zonas, que ha provocado el desplazamiento temporal de algunos de los refugiados albergados en el campamento, concluirá en cuatro semanas, cuando el campamento “será como tiene que ser”.

Personal del Comité de Rescate Internacional (CRI) presente en el campamento ha levantado varios “refugios daneses”, un tipo de construcciones con climatización. Sin embargo, estos han sido construidos sobre suelo irregular, por lo que hasta el momento sólo se pueden utilizar tiendas de campaña.

Karagueli ha explicado que las autoridades construirán bungalós de dos plantas en la zona oeste del campamento. “De ahora en cuatro semanas, a finales de febrero, el campamento será como tendría que ser”, ha explicado.

Mientras, medio centenar de refugiados, principalmente de origen africano, han sido trasladados al ‘Lesbos’, un buque de la Marina griega que ha sido anclado en el puerto como alojamiento temporal para refugiados del campo de Moria.

“Nuestro objetivo es no tener a ningún migrante varón viviendo en tiendas de campaña”, ha señalado, matizando que éstos serán los primeros que serán trasladados a los refugios climatizados.

Este lunes las autoridades hallaron muerto a un inmigrante dentro de su tienda de campaña, un varón de unos 20 años de nacionalidad paquistaní. Los días anteriores se produjeron otras dos muertes, también en el campamento de Moria, de otros dos varones de 22 y 46 años, egipcio y sirio, respectivamente.

Estas se suman a la muerte de otras dos personas, una madre y uno de sus hijos, en un incendio registrado a finales del mes de noviembre en el mismo centro.

Esta situación ha llevado a numerosas ONG, entre ellas la española Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), a denunciar la precaria situación en la que los migrantes han tenido que sobrevivir a la ola de frío que ha azotado Europa, con intensas nevadas en los campamentos.

Tras estas muertes, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha instado a los líderes europeos a poner fin al acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Turquía para frenar la llegada de inmigrantes y refugiados el pasado mes de marzo.

Médicos del Mundo también ha denunciado las “condiciones inhumanas” existentes en los campamentos para refugiados, denunciando las tres muertes registradas en los últimos días.