La policía entra en el Parlamento francés para investigar a la esposa de Fillon

La policía ha entrado en el Parlamento francés en busca de pruebas sobre los supuestos pagos del candidato presidencial de la derecho, François Fillon, a su esposa. La Fiscalía investiga si Penelope, la esposa de Fillon, cobró 500.000 euros por un contrato ficticio como asistente parlamentario de su marido. 

El ex primer ministro francés François Fillon y su mujer prestaron declaración ayer lunes 30 de enero ante la Fiscalía por las investigaciones abiertas sobre el supuesto empleo ficticio de Penelope Fillon como asistenta parlamentaria. El matrimonio declaró haber aportado a los investigadores “elementos útiles para la manifestación de la verdad”. 

La Fiscalía Financiera ha abierto una investigación para determinar la veracidad de una información divulgada por el semanario satírico ‘Le Canard Enchaîné’. Según esta revista, la esposa de Fillon ganó 500.000 euros gracias a un falso trabajo como asistenta parlamentaria para su marido y el sucesor de éste en el escaño.

Aunque la legislación francesa no prohíbe la contratación de familiares a los parlamentarios, en el caso de la mujer de Fillon se analiza si realmente ejerció la labor por la que cobraba. El ex primer ministro ha insistido en que sí trabajó como asesora y ha denunciado lo que considera una “calumnia”.

Fillon parte como favorito para las elecciones presidenciales que se celebrarán en Francia en abril y mayo, aunque las encuestas comienzan a reflejar cierto desgaste vinculado al escándalo. El dirigente conservador aventaja ligeramente a la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen.