La gran polémica de los Goya a una semana de su gala

A menos de una semana para la gran fiesta del cine español, los Premios Goya traen una gran polémica a su espalda. La Academia de Cine ha decidido mantener el patrocinio de su gala en el Grupo Saphir que ha sido condenado por el Tribunal Supremo por competencia desleal e infracción de marca.

La batalla legal comenzó en 2015 cuando la empresa catalana Puig denunció a Saphir por “utilizar listas de equivalencia entre las marcas originales y las fragancias que imitan su olor”. La primera sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante y el Juzgado de Marca Comunitaria 2 de Alicante prohibía al Grupo Saphir y sus minoristas utilizar de forma oral u escrita la marcas de la firma de perfumería Puig para vender fragancias de imitación que se comercializan bajo las enseñas Caravan, Saphir e IAP.

Una decisión que fue recurida por Saphir pero que el Tribunal Supremo ratificó el pasado mes de diciembre. Una sentencia que Puig celebró afirmando: “La protección a los titulares de marcas frente a la creciente práctica de la perfumería de imitación mediante uso de marcas ajenas”.

Ahora tras la decisión de la Academia de Cine de no retirar a Saphir como el patrocinador de la gala de este 4 de febrero, otras firmas como L’Oréal han decidido desligar su nombre de la fiesta del cine español. Además, Mediaset ya ha anunciado que no cubrirá a la ceremonia. Una polémica por los derechos de autor que coincide con la lucha que mantiene el sector del cine contra la piratería ilegal desde hace muchos años.