Trump aprueba la construcción del muro con México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado la orden ejecutiva que autoriza la construcción de un muro en la frontera con México, bajo la premisa de que «una nación sin fronteras no es una nación»

Trump ha aprovechado su visita al Departamento de Seguridad Nacional para estampar su rúbrica en decretos relativos a seguridad, tanto fronteriza como interior, y avanzar así en unos planes cuestionados por su vecino del sur.

«Una nación sin fronteras no es una nación», ha proclamado Trump, durante un discurso en el que ha prometido «restaurar el Estado de Derecho» y «recuperar el control» de todos los límites territoriales. La frontera sur, con más de 3.000 kilómetros, es la que más le preocupa.

Para Trump, existe una «crisis» en la linde entre Estados Unidos y México. «Las organizaciones criminales internacionales operan sofisticadas redes de tráfico de drogas y personas y operaciones de contrabando a ambos lados de la frontera sur, contribuyendo a un aumento de los crímenes violentos en Estados», esgrime en la orden ejecutiva.

Además, ha subrayado que, al margen de las cuestiones de seguridad, «la reciente ola de inmigración ilegal en la frontera sur ha supuesto una significativa presión sobre los recursos federales y ha superado a las agencias encargadas de la seguridad fronteriza, así como a las comunidades locales».

El nuevo inquilino de la Casa Blanca se ha propuesto con esta orden ejecutiva «frenar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos y repatriar a los extranjeros que estén ilegalmente en el país de forma rápida y humana».