‘Luz Cuesta Mogollón’, pero no gracias a ella

El precio de la luz anda estos días en la mente de todo el mundo pero no solo gracias a ‘Luz’.  “Siempre me dicen que no se dieron cuenta de la relación entre mi nombre y mis apellidos”. No se trata de ninguna broma, su nombre completo es Luz Cuesta Mogollón. 

El primer día de instituto de esta joven zaragozana de 19 años fue un auténtico cachondeo. “Éramos unos 80 más los profesores, el director iba pasando lista por cada grupo… el profesor iba nombrando uno a uno los nombres de mis compañeros, hasta que llegaron al mio, ahí fui consciente del verdadero efecto que provoca mi nombre. Los profesores se rieron y las risas se extendieron por toda la sala. En primaria los niños hacían algunas bromas con mi nombre, me comparaban con una bombilla y esas cosas. Cuando empezaron a ponerme el artículo ‘la’ delante del nombre y de los apellidos empecé a ver que la cosa iba mucho más allá del nombre de pila, pero tampoco lo pensé demasiado. Además estaban las típicas bromas de ¿Y tu hermana se llama agua? ¿O gas?”, Estás muy cara, ¿eh? ¡A ver si bajas un poco!” y no sabían hasta que punto tenían razón…

“A veces, se me acercaba alguien, me daba un golpecito en el brazo y gritaba: ¡Encendida!, ¡apagada!, como si fuera un interruptor”, afirma la joven en la entrevista que concedió a la COPE.

El precio de la luz ha alcanzado hoy su precio más alto en lo que va de año. La electricidad en el mercado mayorista alcanzó el 17 de enero 78,83 euros por megavatio hora. El coste más alto se registró a eso de las 9 de la noche con más de 92 euros por megavatio, según los datos que ofrece el operador del mercado ibérico Omie.

Mis amigas y mi novio me dicen “Eres la luz de nuestras vidas”, “nos iluminas”. Nunca se ha planteado cambiar de nombre,  “Me llamo Luz Cuesta Mogollón y estoy muy orgullosa de ello”.

Luz Cuesta Mogollón

Luz cuesta mogollón