7.000 civiles del este de Alepo ya han sido evacuados

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha asegurado que ya han sido evacuados más de 7.000 civiles del este de Alepo, tras el inicio del proceso este jueves por la mañana por un acuerdo entre el régimen y los rebeldes.

“Hemos evacuado a más de 7.000 civiles en cinco convoyes que han salido del este de Alepo”, ha señalado el ministro de Exteriores turco, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter. “Nuestro trabajo continúa”, ha añadido.

Horas antes, el jefe de la diplomacia turca ha asegurado que hay más de 1.000 civiles del este de Alepo que ya han llegado a zona bajo control rebelde en la zona occidental de la que es la ciudad más importante del norte de Siria. “1.198 civiles (577 hombres, 320 mujeres y 301 niños) que salieron del este de Alepo han alcanzado la zona bajo control de la oposición en Alepo occidental”, ha asegurado.

Por su parte, las autoridades de Rusia han asegurado que más de 6.400 personas han abandonado el este de la ciudad siria de Alepo en las últimas 24 horas, según informa la agencia rusa de noticias RIA Nóvosti.

En su comunicado, el Centro para la Reconciliación, dependiente del Ministerio de Defensa, ha detallado que 6.462 personas han salido de Alepo oriental, de las cuales 3.000 son combatientes rebeldes.

El grupo rebelde Fastaquim ha proporcionado una aproximación intermedia y ha situado el número de evacuados en unos 6.000, según su portavoz, Zakaria Malahifji. Decenas de autobuses están entrando y saliendo constantemente de Alepo, como apunta el director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrrahman, según informa Reuters.

La operación es compleja y no ha transcurrido sin incidentes. Este jueves, el portavoz de los voluntarios de la llamada Defensa Civil Siria, Ibrahim Abú Alaith, declaró a la cadena Al Yazira que al menos un evacuado había muerto y otros cuatro habían resultado heridos por los disparos efecutados por milicias afines al presidente sirio, Bashar al Assad, contra un convoy de heridos que salía de la ciudad.

La mayoría de los autobuses se dirigen a la ciudad de Idlib, capital de provincia, aprovechando el cese temporal de las hostilidades. “No hay combates de este desta mañana”, ha confirmado a Al Yazira el periodista residente en Alepo Zuhir Al Shimale, quien ha explicado que “aunque los civiles tienen la opción de quedarse en la ciudad se exponen a ser objeto de las represalias del régimen, dado que tendrían que permanecer en zonas bajo su control”.

Así las cosas, “la mayoría quiere irse”, ha reconocido Al Shimale, debido a la ausencia total de bienes de primera necesidad. “Quieren ir a algún sitio donde haya comida, alimento y combustible, como en los viejos tiempos antes del asedio. La primera opción es la de marcharse, aunque acaben en un campo de refugiados”, ha añadido.

Queda todavía por resolver la situación en las localidades de Fua y Kefraya, asediadas desde hace semanas por fuerzas rebeldes, y que a estas horas es una incógnita. Se desconoce todavía por qué no ha comenzado el procedimiento de evacuación — de los heridos, como prioridad absoluta — pero, según los medios oficiales sirios, un convoy de ayuda llegó a última hora del jueves para recoger a gente.