Daesh reivindica el atentado contra la catedral copta de El Cairo

El grupo terrorista Daesh ha reivindicado la autoría del atentado cometido el pasado domingo 11 de diciembre contra la catedral copta de El Cairo, en el que perdieron la vida 49 personas, a pesar de que el Gobierno había señalado a una rama de Hermanos Musulmanes.

La agencia de noticias Amaq, vinculada a Estado Islámico, ha difundido el comunicado de reivindicación, según el portal de seguimiento de información yihadista SITE.

Según las autoridades egipcias, el atentado fue perpetrado por Mahmud Shafik Mohamed Mostafa, un estudiante de 22 años. Sin embargo, no habría actuado solo, sino que supuestamente formaba parte de una «célula terrorista» que habría recibido en última instancia órdenes desde Qatar.

Los investigadores han asegurado que el líder de la célula es Mohab Mostafa el Sayed Kassem, apodado ‘El Doctor’ y huido de la Justicia, ha informado el periódico estatal ‘Al Ahram’. Las fuerzas de seguridad han detenido a cuatro personas en El Cairo por su vinculación con los hechos, entre ellas el hermano del presunto líder.

Kassem habría viajado a Qatar en 2015, donde supuestamente se reunió con representantes de Hermanos Musulmanes. El Gobierno ha asegurado que volvió a Egipto con la intención de cometer atentados, reclutó a más terroristas y recibió directrices expresas de atentar contra los cristianos coptos.

El Ministerio del Interior también ha informado de que el terrorista suicida fue detenido en marzo de 2014 por portar armas durante una protesta y quedó en libertad bajo fianza dos meses después. Las autoridades también solicitaron su arresto en 2015 y 2016 por actividades terroristas.

Su madre, Umm Bilal, ha asegurado que Mahmud escapó a Sudán poco después de su liberación. «Dijo que no volvería porque las fuerzas de seguridad lo detendrían de nuevo», ha explicado en una entrevista a Reuters.

Habló con él hace una semana y no detectó «ningún cambio en su voz»: «Nada sugería que se fuese a inmolar», ha insistido la madre, que ha puesto en duda la supuesta radicalidad de su hijo de la que hablan las autoridades.