El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha anunciado que presenta su dimisión como primer ministro de Italia tras el rechazo en el referendum de ayer a su propuesta de reforma constitucional, a la que había ligado la legitimidad de su mandato.

«Asumo la total responsabilidad. El resultado del referéndum está totalmente claro. La victoria del ‘No’ ha sido extraordinaria. Ahora, sus partidarios deben hacer una propuesta clara», ha declarado Renzi en su comparencia después de varios líderes del ‘No’, entre ellos los líderes de la Liga Norte, Matteo Salvini, y el dirigente del bloque parlamentario de Forza Italia, Renatto Brunetta, exigieran su dimisión inmediata.

 

La dimisión de Renzi se ha barajado desde el primer momento en el que los sondeos anunciaron una diferencia notable a favor del No

 

Según los primeros datos de escrutinio, los detractores de la reforma constitucional aventajan en más de diez puntos porcentuales a los partidarios de la propuesta del primer ministro, destinada a simplificar la política italiana pero criticada por suprimir supuestamente la capacidad electiva de los ciudadanos e incrementar la impunidad de la clase política.

Renzi podría seguir en el poder hasta la celebración de nuevas elecciones parlamentarias o dejar paso a un nuevo jefe de Gobierno, bien a un miembro del Partido Democrático o a un tecnócrata nombrado por el presidente de Italia, Segio Mattarella.