Consejos para ir a la última a bodas y fiestas

Una amiga te ha invitado a su boda. Te hace mucha ilusión y desde que lo supiste no puedes dejar de pensar en cuál será el vestido perfecto para lucir este día. Ya sabes, es un día importante y los invitados también deben estar a la altura. Puede que no sea una boda, igual te han invitado a una fiesta, pero una de importante: una graduación, una presentación de algún proyecto importante, una gala o un fin de año especial. Necesitarás también pensar en el look perfecto para la ocasión. En este artículo te damos algunos consejos para que lo consigas. Antes de nada puedes ir inspirándote con los modelos que encontrarás en esta web de vestidos.

Para ser la invitada perfecta, ante todo piensa en comprarte el vestido en una tienda poco frecuente, o al menos una que no sea de estas marcas súper conocidas a las que todo el mundo recurre. Lo peor que podría pasarte es andar por la fiesta y encontrare a alguien que luce el mismo vestido que tu. No es el fin del mundo pero tampoco es lo más agradable.

Luego cuando escojas el color del vestido no olvides pensar en el color de tu piel y de tu pelo. No todos los colores lucen igual a todas las personas. Aunque te encante el azul marino, piensa bien si realmente es la mejor tonalidad. Las pieles blancas van bien con tonalidades llamativas, dorados, rojos, incluso negros, por el contraste. Y las pieles más oscuras con azules oscuros, granates o grises oscuro. El color de tus ojos también ayuda a acabar de conseguir el conjunto perfecto, no lo olvides. Eso sí, si vas a una boda convencional y sabes que la novia va a vestir de blanco o beige, prohibido llevar un vestido de este color. De hecho, evita los pasteles claros, y así seguro que no te equivocas.

¿Corto o largo? Esta es quizás una de las decisiones que más tiempo nos llevan. Los vestidos largos siempre aportan elegancia al look, por eso, si vas a una boda o a una fiesta realmente importante puede que sea la mejor elección. Si por el contrario asistes a una fiesta más informal o a una ceremonia íntima de día, puedes optar por modelos cortos.

Los zapatos. Mira de encontrar unos que no sean del mismo color del vestido, o si lo son que sea el color exacto, porque si es una tonalidad o dos más arriba o más abajo puede que quede muy forzado. Escoge unos cómodos, aunque no sean los más altos o los más impresionantes, porque si no lo odiarás.

Si asistes a un evento durante la época de invierno medita bien que vas a llevar encima para abrigarte. No destroces tu look utilizando el abrigo que te pones cada día para ir al trabajo. Y con un chal puede que no te baste. Aprovecha la ocasión y cómprate un bonito y elegante abrigo, largo, que le dé un toque especial a tu modelo.

Los complementos, aunque puedan pasar desapercibidos, es también importante que los escojamos bien. El bolso, los pendientes o el collar deben ir acorde con los colores y con el tipo de look que hayas escogido. Si es un vestido de estilo romántico no puedes llevar los mismos pendientes que escogerías para tu vestido más atrevido y formal.