¿Crímenes de guerra de EE.UU tras el 11-S?

Tortura, trato cruel, atentados contra la dignidad de las personas… son crímenes de guerra y los cometieron las fuerzas armadas estadounidenses y la CIA durante los años 2003 y 2004 en Afganistán. La acusación la hace la Corte Penal Internacional.

El informe de la CPI revela que al menos 61 detenidos sufrieron todo tipo de vejaciones. Así mismo, miembros de la CIA habrían torturado a al menos 27 detenidos de otros países como Polonia o Rumania. La Fiscalía de la Corte Penal decidirá ahora si investiga estos crímenes, también cometidos por los talibanes y las fuerzas gubernamentales afganas.

Estados Unidos desplegó en 2001, tras el atentado del 11-S, unos 100.000 combatientes. El Gobierno estadounidense colabora con la Corte Penal siempre y cuando no le afecte directamente. Por ello, Washington sigue sin ratificar el Estatuto de Roma, texto fundacional de la CPI.

Cuando Barack Obama fue elegido presidente prometió retirar todas las tropas de Afganistán antes de abandonar la Casa Blanca, sin embargo, más de 8.000 militares continúan allí.