El resumen de la semana #En140″

De inesperada, así podríamos calificar la victoria de Donald Trump. Unas elecciones que han mostrado la profunda división que existe entre los norteamericanos. Miles de personas protestan en la calle dos días después de conocer los resultados electorales al grito de «No es mi presidente». Algunos personajes públicos, como Miley Cyrus, se mostraban completamente consternados a través de las redes sociales.

Una reacción muy distinta ha tenido la ultraderecha en Europa. Líderes políticos como Marine Le Pen, la formación Amanecer Dorado, el partido antiinmigración en Alemania o el primer ministro húngaro Viktor Orbán se alegraban y aseguraban que su victoria supone una conquista de la libertad.

Está semana se han celebrado también los comicios en Nicaragua, aunque con mucha menos repercusión internacional. Daniel Ortega arrasaba en las urnas, logrando ser reelegido por tercera vez consecutiva. Los contrarios a Ortega aseguran que se trata de una dictadura encubierta con la instauración de un régimen de partido único. También lo definen como dinastía impuesta tras el nombramiento como vicepresidenta de la mujer de Ortega, Rosario Murillo. Los líderes del Frente Amplio Democrático, principal coalición opositora, no reconocen los resultados y lo consideran una “farsa electoral”.

Dentro de nuestras fronteras, en el terreno económico, nuevo aviso de Bruselas a España. El Ejecutivo deberá cumplir con un nuevo ajuste de 5.500 millones de euros en los presupuestos generales del Estado 2017. Aunque en dos años España ha crecido por encima de la media de la zona euro, el paro continúa siendo muy elevado, alrededor de un 20%. Además nuestro Gobierno sigue siendo uno de los más endeudados del mundo. Las administraciones públicas acumulan deudas por valor de 1,095 billones de euros, superando el 100% del PIB.