El pulso de la Economía en 60″

El triunfo de Trump ha sometido a la bolsa a sesiones de vértigo en una montaña rusa que al final se ha escrito en verde. El mismo color con el que el recién confirmado ministro de Economía en España, Luis de Guindos, mira el futuro a pesar de que Bruselas sigue recordando que el nuevo gobierno ha de entregar unos presupuestos con un recorte adicional de 5.500 millones de euros.

Así las cosas, la economía española sigue evolucionando muy favorablemente. El crecimiento del PIB se situó en el 0,7% intertrimestral en el 3T. Un buen dato que los analistas de la Caixa interpretan como una un crecimiento para todo el año del 3,2%. No obstante, estos expertos alertan que de cara a los próximos trimestres las cosas van a cambiar. Se crecerá más moderadamente y con un mayor peso de las exportaciones.

Los efectos positivos de los ajustes estructurales, como las ganancias de competitividad, el reequilibrio del sector inmobiliario y un sector bancario saneado, apoyarán el crecimiento de la actividad a medida que los vientos de cola que han impulsado el crecimiento de la economía española en los últimos dos años irán perdiendo fuelle paulatinamente.