«¿De qué puedo trabajar?»

Ser ex presidiario no es fácil. Son muchos los desafíos a los que se tienen que enfrentar para reintegrarse, para recuperar su vida tal y como era antes. El sistema penitenciario español busca la reinserción, sin embargo, la realidad es compleja. Los ex reclusos tienen muchos problemas para encontrar un puesto de trabajo. Tras haber cumplido su condena lo único que quieren es volver a formar parte de forma activa en la sociedad, una sociedad que no está preparada. Se encuentran con un camino lleno de obstáculos, que les genera dudas como las que sufre Lahcen, un ex recluso que asegura no saber hacer nada y que se pregunta «¿en qué puedo trabajar».

Para salir de está situación de vulnerabilidad recurren a técnicos especializados en inserción laboral, técnicos del Programa Incorpora de ‘La Caixa’ para superar sus dificultades y poder tener un futuro. El programa ofrece a las empresas un recurso de responsabilidad social corporativa en integración laboral. Gracias a este proyecto 23.626 personas en riesgo de exclusión encontraron trabajo.

Ser un ciudadano más para muchos ex reclusos es una utopía. Es un reto complicado, pero no imposible