Los desastres climáticos afectaron a 90 millones de personas y mataron a 60.000 en 2015

Los desastres climáticos afectaron a cerca de 90 millones de personas en 2015 y segaron la vida a más de 60.000 personas, según un estudio del Observatorio DKV de Salud y Medio Ambiente. Además, el informe señala que el 92% de las catástrofes naturales están relacionadas con el clima.

Así, añade que la variabilidad de las precipitaciones afectará en las próximas décadas al suministro de agua dulce, amenazarán a la higiene y aumentarán el riesgo de enfermedades como las diarreicas, que anualmente provocan 760.000 defunciones de menores de cinco años.Las temperaturas extremas son más peligrosas en invierno, ya que las olas de frío son “proporcionalmente más críticas” que las de calor. En España, cada día de ola de frío entre 2001 y 2009 produjo 3,5 defunciones mientras que por cada día de ola de calor fallecieron 2,9 personas.

Por ámbito geográfico, Madrid y Andalucía son las dos comunidades autónomas que más han padecido en los últimos años con motivos de este suceso climático. En el lado contrario figura Navarra, la comunidad española más expuesta a los riesgos derivados de las altas temperaturas. El 2015 ha sido el año más caluroso de la historia y las altas temperaturas afectaron a más de 1 millón de personas en todo el mundo, donde se registraron hasta 11 olas de calor.

Francia fue el país más afectado por las temperaturas extremas, ya que en el país galo fallecieron 3.275 personas. India y Pakistán, por su parte, acusaron especialmente estas oleadas, ya que perecieron respectivamente 2.248 y 1.229 individuos.

Según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente en 2050 se producirán cerca de 120.000 muertes adicionales al año con motivo de las olas de calor. La acción de los seres humanos sobre el planeta ha duplicado el número de olas de calor, y provocará un aumento de su intensidad y duración en los próximos años. Si no se toman medidas preventivas, el impacto económico alcanzará los 150.000 millones de euros.