El secuestrador de María Villar señala a otros dos implicados

La Procuraduría General de la República (PGR) de México ha informado este lunes de que ya ha entrado en prisión Óscar Saúl ‘N’, uno de los implicados en el secuestro y asesinato de la española María Villar Galaz –sobrina del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar– y hasta ahora, el único detenido en este caso.
La orden de detención del juez ya se había emitido otra contra otra persona, también involucrada en la muerte de la española, según las investigaciones. El juez ha explicado que los secuestradores de Villar Galaz son «delincuentes comunes» y que la decisión de asesinarla se tomó sobre la marcha, no como algo premeditado. Según recoge el diario mexicano ‘El Universal’, el móvil del secuestro fue puramente económico. Villar Galaz fue secuestrada en un taxi cuando realizaba un trayecto entre las colonias de Santa Fe y Polanco. Tal y como ha recogido el mencionado diario, la española subió a un taxi que parecía ser ‘de sitio’ –como se conoce a los taxis que se cogen en una parada oficial–, pero poco después otro hombre subió al vehículo y trató de inmovilizarla, utilizando descargas eléctricas.

Tres implicados más

Además, que se está investigando a otras dos personas por este caso, según recoge el diario ‘Excélsior’.

Villar Galaz, de 39 años, fue secuestrada el 13 de septiembre en Ciudad de México. Su cuerpo fue encontrado dos días después en un riachuelo de Santiago Tianguistenco, en Toluca, en el estado de México, por las autoridades locales, aunque no fue identificado por su familia hasta varios días después. La familia de la joven aseguró que pagó todo el rescate que negociaron con sus captores, y no solamente una parte. «Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció»