Sánchez, solo ante el peligro

A Sánchez le crecen los enanos. Felipe González está muy preocupado y se siente engañado por el líder socialista.

Esto ha asegurado en la cadena SER, porque el pasado julio tras las elecciones del 26, Sánchez le dijo que se abstendría en la segunda votación y no solo no lo hizo sino que además está intentando un Gobierno alternativo. Con esto y un bizcocho pide su dimisión. Pero no es el único que le quiere fuera, los barones también tienen algo que decir. La primera como siempre, Susana Díaz, que ha insinuado que se presentará como secretaria general del PSOE si se lo pide el partido.

Por su parte, Sánchez dice que no va a dimitir si el Comité Federal tumba su congreso. Y sigue creyendo en la idea de poder formar un Gobierno “Si hay voluntad política”.

Y se va quedando solo, cada vez con menos apoyos, menos mal que cuenta con Iceta que le anima: “Pedro mantente firme y líbranos de Rajoy y del PP”