Podemos se desmarca del pacto con García Page en Castilla La Mancha

El secretario regional de Podemos, José García Molina, ha dado por «muerto» el acuerdo de investidura que suscribió el pasado mes de junio de 2015 y que dio la Presidencia de Castilla-La Mancha a Emiliano García-Page al considerar que éste ha estado actuando «espontánea y unilateralmente durante más de un año, más ocupado en anuncios que en obras y más ocupado en lo que se mueve en Ferraz y en decapitar a Sánchez que en dar vida a Castilla-La Mancha».

Molina, que ha leído un comunicado ante los medios sin admitir preguntas, ha asegurado que la restauración de las políticas que Podemos vino a impugnar no es una opción y que ahora, una vez roto ese acuerdo «se abre tiempo de duelo de soledad y reflexión para trazar nuevos horizontes».

El PSOE de Castilla-La Mancha ya ha reaccionado calificando el comunicado como un paso que ve como una «estrategia» nacional para «presionar» a Pedro Sánchez de cara a posibles acuerdos de investidura a nivel estatal. En su perfil oficial de Twitter, el PSOE castellano-manchego añade que si Podemos «hace esto aquí en la región, ¿qué no le harán a Pedro Sánchez?».

«Esta decisión de Podemos obedece a la estrategia de su dirección nacional para elevar presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura», aseguran. Igualmente, se preguntan «a qué viene este cambio de criterio», cuando hace apenas unos días apoyaron el techo de gasto propuesto por el Gobierno regional en las Cortes de Castilla-La Mancha.