El PNV amplia su mayoría en Euskadi y puede intentar formar gobierno con quien quiera

El PNV ha mejorado en dos escaños los resultados en las elecciones en el País Vasco y se convierte en la primera fuerza política en el Parlamento con 29 escaños. Este resultado le permitirá pactar la investidura de Iñigo Urkullu con cualquiera de las otras cuatro formaciones que han obtenido representación parlamentaria.

Podemos, que había ganado consecutivamente las elecciones generales en esta comunidad no pasa del tercer puesto, con solo dos escaños más que PSOE y PP y no logra el sorpasso a EH Bildu, que resiste. Los 17 diputados conseguidos por los abertzales les aúpan a la segunda posición. Podemos se queda con 11 diputados, mientras que los socialistas, que han perdido siete diputados se quedarían en el Parlamento de Vitoria con 9, la misma cifra obtenida por el PP que ha retrocedido en uno.

Estos resultados permiten al PNV buscar diferentes fórmulas para logar aupar a la Lehendakariza a Urkullu, ya sea con el apoyo del PSE, tradicional aliado, con la abstención de EH Bildu o con Podemos. También sería posible con el concurso del PP. Una circustancia que otorga a los nacionalistas del PNV una curiosa posición de cara al otro Parlamento, el nacional, donde los cinco diputados del PNV en la Carrera de San Jerónimo se antojan importantes de cara a la formación del gobierno de España