Alerta máxima antiterrorista en EE.UU

Alerta máxima antiterrorista en EE.UU ante el temor de que los dos detenidos tras las explosiones del fin de semana puedan formar parte o estar en contacto con células yihadistas que preparen nuevos atentados en el país. Aunque el presidente Obama ha descartado conexión alguna entre los detenidos en Minesota y Nueva York, ha lanzado al país un mensaje para que estén preparados para combatir a los terroristas en el interior del país. Más de 1.000 agentes se han incorporado al operativo de seguridad, solo en Nueva York.

Entretanto, el FBI interroga al detenido como autor de del atentado del pasado sábado en Nueva York y de la colocación de dos artefactos explosivos en Nueva Jersey.  Ahmad Khan Rahami, estadounidense de origen afgano de 28 años de edad, resulto herido en una pierna en el tiroteo (vídeo)  que condujo a su detención. También resultaron dos heridos dos agentes de la Policía. Uno de ellos tiene un disparo en el abdomen, aunque llevaba puesto un chaleco antibalas y el segundo tiene un corte en la frente causado por un cristal.

Según fuentes de las fuerzas de seguridad citadas por la cadena CNN, Rahami fue identificado por una huella dactilar hallada en la olla a presión integrada en el artefacto casero colocado en Manhattan que no explosionó. En una rueda de prensa posterior a la detención de Rahami, la Policía ha señalado que por el momento se desconoce el motivo que habría llevado a Rahami a perpetrar estos ataques.

En la misma comparecencia, el agente del FBI William Sweeney se ha referido también a las especulaciones sobre la posible existencia de una célula terrorista. «No hay indicios de que haya aquí una célula activa».