Homs: “La consulta del 9N fue claramente legal”

El portavoz del de la antigua Convergència (CDC) –ahora Partir Demòcrata Català (PDC)–en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs, ha asegurado que, en su declaración en el Tribunal Supremo ha defendido la legalidad de la consulta del 9-N por cuya implicación se le ha citado hoy a declarar en calidad de investigado en el alto tribunal y que no les van a amedrentar en su propósito de continuar con el proceso separatista.

En rueda de prensa en la que ha comparecido arropado por la plana mayor de su partido, ha explicado que la consulta del 9-N fue “claramente legal”, que el Gobierno catalán actuó “de acuerdo con los mandatos del Parlament de Cataluña” y que se trata de una causa política.

“Su actuación no se sostiene por derecho sino por intentar impedir lo que hacemos en Cataluña de forma democrática y pacífica”, ha aseverado en referencia a la postura del Gobierno al tiempo que ha añadido que existe una “obsesión política partidista” por parte del Partido Popular que, según defiende, no sabe abordar “con sentido de estado” la cuestión catalana.

Homs ha prestado declaración ante el magistrado del Tribunal Supremo Andrés Palomo acusado de presunta desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos al organizar consulta catalana del 9-N.

Mas califica de “insólito e impropio” que Homs haya tenido que declarar ante el Supremo

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas, ha calificado de “insólito e impropio” que Francesc Homs preste declaración ante el Tribunal Supremo por su implicación en la consulta catalana del 9-N y ha espetado que el “orgullo” del actual gobierno le impide “sentarse y dialogar”, algo que, según defiende, es lo que debería hacer un ejecutivo en democracia.

Mas, que ha llegado poco antes de las 11.00 de la mañana al alto tribunal junto con numerosos miembros del Partit Demòcrata Català (PDC) para arroparle en su declaración ante el magistrado, ha afirmado que la consulta de 2014 fue un acto “plenamente democrático y pacífico” celebrado a petición de la ciudadanía catalana, que “masivamente” demandó la votación.

“Ayudamos a poner las urnas y la jornada fue cívica, festiva y absolutamente democrática. Aquí no está en juego solamente la independencia de Cataluña, porque esto se debe resolver en una consulta definitiva, sino que aquí lo que está en juego es la democracia misma y la calidad democrática de un Estado que recurre a la Fiscalía y tribunales en vez de sentarse a una mesa, hablar civilizadamente con la gente y llegar a acuerdos si es posible” ha afirmado.