Rivera pide a Sánchez que asuma «los resultados y la realidad»

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que asuma «la realidad» tras los resultados de las elecciones generales de junio en vez de esperar a otra posible «sacudida» en los comicios autonómicos de Galicia y el País Vasco.

«Sacudida ya hubo el 26 de junio», ha respondido Rivera, en un desayuno informativo de Europa Press, cuando le han preguntado si cree que una «sacudida» en las elecciones regionales del 25 de septiembre podría hacer que el PSOE cambiase de posición y permitiese al PP formar gobierno.

Tras recordar que los socialistas tuvieron en las últimas generales «el peor resultado de su historia» y se quedaron con 52 escaños menos que el PP, el líder de C’s ha dicho que no cree que un posible cambio de posición del PSOE «dependa de otra sacudida más». «En la vida uno tiene que asumir los resultados y la realidad», ha añadido.

Según ha indicado, para que la formación liderada por Pedro Sánchez cambie de postura y se abstenga en la investidura de un presidente del PP, «tendrá que convocar a sus órganos internos», ya que las condiciones del Comité Federal en la política de pactos pusieron «un corsé» a Sánchez a la hora de negociar.

En este contexto, Rivera ha dicho estar de acuerdo con el presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández-Vara, en que ahora «las circunstancias son muy distintas» porque ha habido que repetir las elecciones y el PSOE ha perdido escaños.

A su juicio, el PSOE haría bien en «asumir su papel» y darse cuenta de que con 85 diputados y como líder de la oposición tendría «una fuerza tremenda» para controlar al Ejecutivo y hacer cambios legislativos. «Hacer oposición no es decir ‘no’ a todo’ ni bloquear el país», ha subrayado.

Gobierno «inviable» con «44 partidos»

Respecto a la conversación que Sánchez pretende mantener con él, el presidente de Ciudadanos ha manifestado que si le llama debe tener clara una cosa: «Si habla con nosotros, será para esa mesa a tres» en la que buscar puntos comunes entre PP, PSOE y C’s, «no para sumar con partidos independentistas o que no aceptan el marco europeo o constitucional».

«Me preocupa que la prioridad de Sánchez sean los partidos nacionalistas», ha declarado Rivera al referirse a la conversación que mantuvo el dirigente socialista la semana pasada con el portavoz de CDC en el Congreso, Francesc Homs.

A su entender, «es muy complicado gobernar España apoyándote en aquellos que dicen que van a saltarse las leyes», algo que cree que el PSOE no hizo tras las generales de diciembre porque su acuerdo de legislatura con Ciudadanos se lo impedía. Además, ha dicho que espera que Sánchez no pretenda «pactar con los nacionalistas en País Vasco y Galicia con tal de que no gobierne la lista más votada».

Asimismo, ha advertido al PSOE de que gobernar en «una coalición con 44 partidos políticos» –en referencia a Podemos y sus confluencias territoriales y a las fuerzas independentistas– «no es viable». «No han convencido ni a los suyos», ha destacado Rivera al aludir a los barones socialistas que han expresado sus dudas sobre esa opción.

No chantajear a los españoles

El presidente de Ciudadanos ha expresado su deseo de que no haya que volver a repetir los comicios en diciembre, en parte por la urgencia de presentar los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y por las multas que podría imponer la Comisión Europea a España, pero también porque considera que los resultados no cambiarán mucho.

«Y no se gana nada. No se puede hacer chantaje a los españoles», ha recalcado al responder a las preguntas de los periodistas durante el desayuno informativo, patrocinado por Popular, Suez, Fujitsu, Telefónica, Altadis y KPMG. A su entender, «quien esté pensando en las encuestas y en terceras elecciones no se merece ser presidente de este país».

Cuando le han preguntado por la posibilidad de que otra persona sustituya a Mariano Rajoy como candidato del PP a la investidura, ha contestado que eso lo tendrá que decidir este partido y que si presenta a un candidato que tenga asegurados «más síes que noes» en el Congreso y cumple las 150 reformas pactadas con Ciudadanos en agosto, la formación naranja votará a favor.

Ciudadanos, «el partido del sí»

En cuanto a la actitud de Ciudadanos, Rivera la ha diferenciado de la de otras fuerzas políticas afirmando que son «el partido del sí», porque apoyó tanto la investidura de Sánchez como la de Rajoy. «No es fácil ceder, negociar y modificar tus posiciones, pero no nos queda otra», porque «la política no se hace desde el maximalismo», ha manifestado.

«Si bloqueamos, los ciudadanos van a dar la espalda a la política», ha advertido, aconsejando a otros líderes políticos que dejen de pensar «en el corto plazo y en su sillón».

A continuación, ha admitido que la gente «está hasta las narices» y por eso entiende el planteamiento del expresidente del Gobierno Felipe González, que cree que si se repiten las elecciones, los líderes de los cuatro partidos principales no deberían volver a ser candidatos.

Sin embargo, ha indicado que él es «el único» de los cuatro que dio un voto favorable en las dos sesiones de investidura: «Algunos hemos hecho todo y más». «Tenemos que convencer a los españoles de que los líderes trabajamos a su servicio, somos humildes y desbloqueamos», en vez de «tirar la toalla» y «cerrar las instituciones», ha añadido.