Mueren tres mujeres de Al Shabaab atacando una comisaría en Mombasa

Tres mujeres han sido abatidas este domingo después de atacar la comisaría central de Mombasa, en el norte de Kenia, aprovechando los vestidos tradicionales que usan las mujeres musulmanas de la zona, los ‘bui bui’, para ocultar un cuchillo y un cóctel molotov, informan los medios locales.

Las tres mujeres entraron en la comisaría y dijeron que querían denunciar el robo de un móvil, pero cuando estaban siendo interrogadas una de ellas sacó un cuchillo e intentó apuñalar a un agente, mientras que otra lanzó un artefacto incendiario, ha relatado el comandante de la Policía del condado, Patterson Maelo, citado por ‘Daily Nation‘.

 

La ciudad de Mombasa, que cuenta con una considerable población musulmana, ya ha sido objetivo en el pasado de atentados del grupo terrorista somalí Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda

 

 

captura-de-pantalla-2016-09-11-a-las-21-28-47

 

Como consecuencia de ello, la comisaría se ha incendiado y dos agentes han resultado heridos. «Los agentes reaccionaron y mataron a las tres mujeres», ha precisado, aclarando que los dos agentes, un hombre y una mujer, están hospitalizados. El fuego ya ha sido extinguido.

Maelo ha precisado que por el momento se desconoce el motivo del ataque, pero ya hay en curso una investigación para determinarlo. Algunos medios han apuntado que las mujeres podrían querer liberar a algún detenido.

La ciudad de Mombasa, que cuenta con una considerable población musulmana, ya ha sido objetivo en el pasado de atentados del grupo terrorista somalí Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda.

La tensión era alta en Mombasa después de un ataque terrorista frustrado en la comisaría central de policía el domingo

Durante el ataque, que coincidió con el 11 de septiembre,  aniversario del ataque de Al Qaeda en los Estados Unidos  hace 15 años, la policía mató a tiros a las tres mujeres terroristas.

Las tres, que llevaban el traje negro Bui-Buis, túnicas de cabeza a los dedos de los piee), camisetas negras, pantalón blanco y guantes negros, habían hecho su camino a la comisaría con el pretexto de la denuncia del robo de un teléfono móvil.

Dos atacantes eran de tez clara, mientras que la tercera era más oscura. Una llevaba un chaleco a prueba de balas,

El ataque se produjo antes de las 10 a.m. un día antes de que los musulmanes celebren Idd-ul-Adha, también conocida como la fiesta del sacrificio.

Cuando los dos agentes de policía en el mostrador de informes pidieron a una de las mujeres que se quitarse el velo y revelara su cara, ella saltó por encima del mostrador y comenzó a blandir un cuchillo que había escondido debajo de la Bui-Bui. Luego atacó a los agentes.

 

 

Una testigo, Salma Mohamed, dijo que un oficial fue apuñalado en el cuello y en el pecho, lo que provocó que su compañera de trabajo intentara huir. La mismo atacante se roció a sí misma con gasolina y se prendió fuego

 

 

«Había humo por todo el lugar. No pude ver mucho y tuve que escapar «, dijo la Sra Mohammed, que estaba en la comisaría para obtener la liberación de su marido.

El comandante de la policía del condado de Mombasa, Patterson Maelo, dijo que un oficial de policía sufrió una lesión en la cadera y el otra en el brazo.

Según la Sra Mohammed, había otras dos sospechosas estaban esperando fuera de la zona de recepción y alrededor de la entrada de la estación de policía. Las dos gritaron «Alá Akbar! Sisi ni Al-Shabaab! (Dios es grande! somos Al-Shabaab!) «, Rápidamente un equipo de agentes de policía subió hacia ellas.

 

«Los agentes dispararon más de 20 veces en los dos», dijo el testigo.

 

 

Un segundo testigo dijo que huyó por la escena y que fue a alertar a los oficiales en el departamento de tráfico y otros dentro de la comisaría. Maelo dijo que sus agentes actuaron rápidamente y que dispararon a los atacantes.

Un coche de bomberos del Gobierno del Condado de Mombasa también llegó para apagar el fuego en la comisaría y causado por ela atacante que se había rociado a sí misma con la gasolina.

Los soldados de la unidad de desactivación de explosivos de las Fuerzas de Defensa de Kenia llegaron al lugar alrededor del mediodía para desactivar lo que se cree que son explosivos de una de las atacantes.

Sin embargo, más tarde se estableció que las tres atacantes sólo llevaban chalecos antibalas, y se fueron. Las dos carreteras principales – Makadara y Nkurumah – fueron cerradas después del ataque y la zona seguía siendo una zona de exclusión.

La última vez que un ataque terrorista se llevó a cabo en Mombasa fue a principios de 2014

 

Los agentes de una unidad especializada de seguridad han sido enviados a Mombasa para llevar a cabo una búsqueda puerta a puerta, mientras la policía trata de desentrañar los detalles del ataque.

«Los atacantes llevaban chalecos antibalas, tenían cuchillos y bombas de gasolina, una clara indicación de que estaban listas para la guerra». Los líderes de Mombasa Condado condenaron la incursión. En una rueda de prensa en la estación, el senador Omar Hassan dijo que el ataque fue desafortunado,  el mismo día del ataque del 11-S hace 15 años.

El gobernador Hassan Joho lo describió como «un día negro para Mombasa», viniendo sólo un día después de las celebraciones para marcar 10 años desde el nacimiento de ODM. Joho había acogido las celebraciones, a las que asistieron el líder del partido, Raila Odinga, el fin de semana. «Hago un llamamiento a la comunidad,  vamos a estar juntos. Cada uno de nosotros no solo debe proteger su vida, sino también ser el guardián de su hermano «, dijo el gobernador.

 

«Que este incidente sirva para ayudarnos a salir aún más fuertes como una comunidad»

 

Llamó a los organismos de seguridad para reforzar la seguridad y mantenerse alerta, y le pidió ayuda al público para ayudar a la policía a detectar y sospechosos de informe.

«Que este incidente sirva para ayudarnos a salir aún más fuertes como una comunidad», dijo. Joho llamó a la policía para proteger los lugares públicos tales como playas, e instó a los residentes a cooperar con los agentes de seguridad para divulgar información.

Mujer Rep Mishi Mboko dice que es lamentable que ahora las mujeres hayan llegado a la delincuencia. «Condeno este incidente en los términos más fuertes posibles. Es triste ver a las mujeres que participan y el uso de Bui-buis para cometer tal crimen. Ellos están pintando el Islam muy negativamente «, dijo en una entrevista telefónica.

Mvita MP Abdulswamad Nassir pide a la población mantener la calma y condenó el acto como un hecho desafortunado. Dijo que el acto fue contra el Islam.

Las mismas fuentes revelaron que las tres atacantes eran terroristas conocidas como Tasnim Yakub Abdullahi Farah y Fatuma Omar y Mariam. Una fuente dijo que Mariam había sido anteriormente detenida e interrogada por agentes de la Unidad de Policía Antiterrorista (ATPU).

«Ella fue detenida y puesta en libertad después de que fue encontrada inocente,» dijo la fuente bajo condición de anonimato. La policía vincula a las tres con Boni Jaysh Al Ayman – una filial de Al-Shabaab – que opera en los condados de Lamu y Garissa.

 

 

Un comunicado de la policía indicó que otros tres cómplices sospechosos fueron detenidos después de saquear la casa de uno de los atacantes

 

 

«Otras investigaciones condujeron a una búsqueda exhaustiva en la residencia del Tasnim Yakub Abdullahi Farah en Kibokoni, Mombasa, donde se encontraron y detuvieron a otros tres presuntos cómplices», indica el comunicado. Esos cómplices, dijo la policía, eran de origen somalí, a saber: Saeda Haji Ali, Naema Nahamed Shukri Ahmed y Ali Haji.

Los teléfonos móviles pertenecientes a los atacantes llevaron a la policía a la ubicación donde se encontraban los sospechosos detenidos.

Se espera que las autopsias llevadas a cabo por los investigadores forenses para establecer si tenían antecedentes penales, mediante la comprobación de sus huellas dactilares.

La policía aún no es capaz de establecer si los tres eran un equipo de avanzada de los terroristas enviados para desestabilizar la comisaría y allanar el camino para un ataque más grande.

«Visto el ataque, parece que no han cumplido con las expectativas de aquellos que podrían haberlos enviado», dijo un detective de alto nivel.