Sanidad embarga a una anciana española por el impago de su ingreso en un hospital

Ana María tiene 89 años. Aunque ha trabajado, problemas familiares la obligaron a retirarse a los treinta y dos años. Nunca cotizó por esos años en activo. En su caso, porque pertenecía al gremio de los artistas, era cantante de ópera y zarzuela. Casada con un empresario que fue administrador de Discos Columbia, enviudó hace unos años. Ana María, carece de pensión -aunque esa es otra historia-, y por lo tanto de tarjeta sanitaria.

Al intentar regularizar su situación, sus descendientes se toparon con el muro de la Administración, que reiteradamente le ha negado este derecho, a pesar de todas las gestiones realizadas por su familia para que le otorgaran la tarjeta. Hasta ahora, vadeaba este contratiempo gracias a las prestaciones de un seguro privado que en su día contrató su marido y a los servicios de Teleasistencia de la Cruz Roja que le garantizaban la cobertura médica, aunque no la subvención a los medicamentos.

 

Le entregaron la factura junto al alta hospitalaria

Una repentina enfermedad la hizo pasar por un hospital público, el Hospital Clínico de Madrid, y para su sorpresa, junto al alta le enviaron una factura de 180 euros por los servicios prestados. Tras dos intentos fallidos por parte de la Administración por cobrar, llegó la amenaza de embargo. Es el momento en que la familia se pone en contacto con los medios de comunicación para denunciar el caso.

providencia apremio Ana MAria Beruete

Apenas unos días después de hacer público el asunto, los familiares de Ana María recibieron una llamada del consejero de Sanidad de Madrid. Se interesaba por conocer por qué la anciana no tenía tarjeta sanitaria. Tras explicarle el caso, el propio consejero reconoció que la Reforma Sanitaria dejaba a españoles fuera del sistema. Estas personas tienen que pagar los gastos.

Una factura no pagada que se ha convertido en una orden de apremio bajo la amenaza de embargo que se ha ejecutado recientemente por la cantidad ‘adeudada’ más los recargos por el impago.

Orden de embargo

Excluidos de la asistencia sanitaria gratuita

Su caso aunque parece aislado es más común de lo que se creen. Son los excluidos de la Sanidad Pública en virtud de la Reforma del Sistema que se hizo en 2012 y que limita el derecho a la Sanidad Pública a las Urgencias. Esta reforma, deja fuera de la asistencia, además de a los sin papeles a:

a.- Los trabajadores que no estén dados de alta en la Seguridad Social

b.- Personas mayores que no ostenten la condición de Pensionistas del sistema público

c.- A todas los desempleados que han dejado de percibir la prestación por desempleo y sus ingresos superen los 532,51€ al mes por otro concepto

d.- También a quienes no figuren inscritos en la oficina de empleo

No existe un censo oficial de cuántas personas son, pero portavoces de la Marea Blanca aseguran que son cerca de 300.000 españoles los que se han quedado sin este derecho. Una cifra que aumenta por los efectos de la crisis económica.

Todos ellos, al carecer de tarjeta no tienen asignado ni médico de familia ni especialista sanitario y están obligados a pagar íntegramente el coste de los productos sanitarios y las recetas médicas.