Según UNICEF, casi 50 millones de niños se han visto desplazados

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha cifrado este miércoles en casi 50 millones el número de niños que han tenido que cruzar fronteras o que se han visto desplazados a la fuerza, de los cuales 28 millones lo han sido por conflictos y violencia.

En su informe ‘Desarraigados: Una crisis creciente para los niños refugiados y migrantes’, el organismo presenta datos sobre un “panorama desolador” sobre la vida y la situación de millones de niños y sus familias afectados por conflictos y otras crisis.

Así, resalta que en su huida tienen que hacer frente además a numerosos peligros, como el riesgo de ahogarse en las travesías por mar, de sufrir desnutrición y deshidratación, o de ser víctimas de la trata, de secuestros, violaciones e incluso de asesinatos.

“Las impactantes imágenes de niños, como la del pequeño Aylan Kurdi, que apareció en una playa después de ahogarse en el mar, o de la cara atónita y sangrante de Omran Daqnish, sentado en una ambulancia después de que su casa resultara destruida, han conmocionado al mundo”, ha dicho el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

“Pero cada imagen, cada niña o niño, representa a muchos millones más que están en peligro y esto exige que nuestra conmoción por esos casos concretos se traduzca en acciones en favor de todos los niños”, ha agregado.

UNICEF ha destacado que uno de los puntos fundamentales es que los niños migrantes ven limitado su acceso a servicios como la educación, siendo este uno de los factores principales por los cuales niños y familias se ven obligados a migrar.

Así, ha señalado que “un niño refugiado tiene cinco veces más probabilidades de no asistir a la escuela que un niño no refugiado”, lamentando que “cuando pueden acudir a la escuela, los niños migrantes y refugiados suelen ser víctimas de discriminación, entre otras razones por un trato injusto y por acoso”.