Se reactivan con virulencia los incendios en Ourense

Más de 3.000 hectáreas quedamas y cerca de 40 focos de llamas en la provincia de Orense que se acercan peligrosamente a las viviendas. Los dos principales y más grandes afectan a Oímbra y Muíños. El fuego se expande sin control tras una dura noche de vecinos y servicios de emergencia luchando contra las llamas.

La situación en la comunidad gallega provocada por los incendios ha sido calificada como “dramática” por las autoridades que han activado el nivel dos de alerta. Los fuertes vientos y las altas temperaturas en la zona están complicando las tareas de extinción. Se teme que la mayoría de los siniestros declarados han sido provocados.

| Noticias |