El presidente de Uzbekistán en cuidados intensivos tras sufrir una hemorragia cerebral

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, se encuentra en estado estable en la unidad de cuidados intensivos tras sufrir una hemorragia cerebral. Karimov, que a sus 78 años sigue dirigiendo Uzbekistán desde que el país se independizó, no tiene un claro sucesor. Esto significa que la transición de poderes se pueda decidir entre su círculo más cercano de familiares y altos cargos.

De no haber un consenso en la transición se podría producir una desestabilización en este país mayoritariamente musulmán de 32 millones de habitantes y estratégicamente situado al norte de Afganistán. Karimov no tiene hijos varones, que podrían haber sido vistos como posibles herederos en la cultura patriarcal.