El PIB se ralentiza. Pulso económico semanal en 60″

Seguimos en etapa de brotes verdes, y aunque el crecimiento en España del PIB ha mejorado todas las previsiones, un 0,8% en el segundo trimestre del año, los indicadores para los próximos meses  que maneja La Caixa  que levantamos el pie del acelerador. Exportaciones y consumo privado siguen siendo el motor de la economía y el talón de Aquiles, la inflación y, cómo no, en el déficit público, que sigue disparado y hace que sintamos el aliento de Bruselas reclamando mayor contención en la deuda de las Administraciones.

Y, a la espera de ver como evolucionan las repercusiones  del Brexit, que de momento no se está dejando notar de manera significativa, el mundo económico, pendiente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que sigue deshojando la margarita de si subirá finalmente los tipos de interés. De la decisión dependerá en buena medida el sentimiento inversor de la recta final del año.

Las recientes declaraciones de varios miembros de la autoridad monetaria estadounidense a favor de subir el precio del dinero puede retraer el sentimiento inversor. Los primeros indicadores de actividad del 3T (confianza del consumidor, ventas de viviendas nuevas y ventas minoristas) apuntan a que la tónica de actividad moderada del 2T todavía no se disipa, pero también muestran que el pulso del consumo es firme.