El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha revelado a distintos medios de comunicación locales que el autor del atentado suicida contra una boda en Gaziantep sería un menor de entre 12 y 14 años que habría accionado él mismo la carga explosiva o que se la habrían accionado.

Al menos 51 personas murieron en el atentado y, según fuentes que atribuyen la información al presidente Erdogan, hay también 69 heridos, 17 de ellos de gravedad. El presidente había apuntado previamente al grupo terrorista Estado Islámico como posible autor del atentado.

El objetivo del mismo, según ha revelado el partido pro-kurdo HDP, sería la boda de sus miembros, que se estaba en la calle, algo frecuente en esta parte del país durante el verano.

Según informan las autoridades de la localidad turca de Gaziantep, situada en el sureste de Turquía, el número de muertos habido en el atentado perpetrado a última hora de este sábado durante una boda en la ciudad se eleva ya al menos a 51 muertos y más de noventa heridos.

En su comunicado, han afirmado además que los heridos habidos en el ataque terrorista ascienden a 94. Hasta el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del brutal ataque contra un acto civil, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

 

 

El partido de izquierdas situado en la órbita política pro kurda en Turquía, HDP, indicó en un comunicado que los novios que se casaban en la boda objeto del atentado criminal eran miembros de su formación política

 

 

El viceprimer ministro del gobierno de Turquía, Mehmet Simsekha, afirmado en declaraciones a la cadena NTV que el atentado ha sido perpetrado por un terrorista suicida, mientras que el diputado Samil Tayyar, del partido del Gobierno, Justicia y Desarrollo (AKP) ha insistido en atribuir la matanza por la explosión al grupo terrorista islamista Estado Islámico, siguiendo la pauta marcada por el presidente Erdogan.

Por su parte, el partido de izquierdas situado en la órbita política pro kurda, HDP, indicó en un comunicado que los novios que se casaban en la boda objeto del atentado criminal eran miembros de su formación política.

“Condenamos a quienes lanzaron este ataque y las fuerzas e ideologías tras sus acciones”, afirma en una declaración del partido ante a los medios de comunicación.

En toda la región del sureste, donde habita una amplia mayoría de población kurda, existe desde hace años una fuerte tensión entre los colectivos y formaciones políticas de izuqierdas cercanos al partido HDP y los movimientos islamistas terroristas en la órbita del Estado Islámico (Dáesh).

 

 

Erdogan compara a todos, víctimas y ejecutores, por igual y relaciona la situación con el presunto golpe de estado

 

 

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha condenado este domingo el atentado perpetrado a última hora del sábado en la localidad de Gaziantep (sureste), que se ha saldado con al menos 30 muertos y 94 heridos.

El atentado ha sido llevado a cabo en medio de una boda que estaba siendo celebrada en la calle, una práctica habitual en el sur de Turquía, especialmente durante los meses de verano. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque.

Aquellos que no pueden derrotar a Turquía e intentan provocar a la gente abusando de las sensibilidades étnicas y sectarias no prevalecerán“, ha afirmado en su comunicado, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Asimismo, ha dicho que “no hay diferencia entre el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), que el mes pasado mató a 70 miembros de las fuerzas de seguridad, el FETO como actor del intento de golpe de Estado de julio, en el que murieron 240 personas, y la posible responsabilidad de Estado Islámico en Gaziantep“.

FETO hace referencia al círculo del clérigo Fetulá Gulen –el ex aliado de Erdogan actualmente residente en Estados Unidos–, al que Ankara denomina Estructura Estatal Paralela-Organización Terrorista Fetulista.