El Primer Ministro japonés rinde homenaje a criminales de guerra

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha enviado este lunes su tradicional ofrenda al templo de Yasukuni, en Tokio, donde se rinde homenaje a los militares muertos durante las guerras imperialistas de la primera mitad del siglo XX, incluidos varios destacados criminales de guerra, según ha informado la agencia japonesa de noticias Kiodo.

En el marco del 71.º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, Abe probablemente seguirá la política de los últimos años de no acudir presencialmente al templo sintoísta, ya que el templo ha sido fuente de fricciones diplomáticas entre Japón y varios de sus vecinos asiáticos

Los homenajes en Yasukuni suelen irritar a los países de la región, sobre todo a China y Corea del Sur, que consideran que este lugar sirve para enaltecer el belicismo japonés que arrasó el sudeste asiático el siglo pasado.

Pekín y Seúl están especialmente sensibilizados con este tema porque sufrieron la ocupación durante la Segunda Guerra Mundial, lo que se tradujo en campos de concentración para los hombres y esclavitud sexual para las mujeres.

Precisamente la semana pasada, Japón y Corea del Sur cerraron un acuerdo por el que el Gobierno nipón financiará con un millón de yenes una fundación para compensar a las denominadas ‘mujeres de confort’, las cerca de 200.000 coreanas que fueron utilizadas como esclavas sexuales por la tropas japonesas durante el periodo colonial de Japón sobre la península de Corea (1910-1945).

Si bien Abe no ha visitado el templo, el ‘número dos’ de la Secretaría de Gabinete del primer ministro nipón, Koichi Hagiuda, sí ha acudido a las instalaciones este lunes.

También el nuevo ministro de Reconstrucción de Desastres de Japón, Masahiro Imamura –uno de los miembros del nuevo gabinete de Abe– visitó el templo de Yasukuni cuatro días antes de la celebración del aniversario del fin del conflicto, y lo hizo en calidad de “ciudadano, diputado y ministro del Estado”, llevando una ofrenda –en esta ocasión, económica, aunque según indicó, él mismo corrió con los gastos de la misma–.