Mireia Belmonte cumple su sueño de oro

Mireia Belmonte ha conseguido la octava medalla de la natación de piscina española en la historia de los Juegos Olímpicos. Se ha colgado la cuarta medalla olímpica de su carrera, primera de oro y la segunda en la historia de la natación española tras la de Martín López-Zubero en Barcelona’92.

De este modo, la catalana iguala su resultado de Londres de hace cuatro años, cuando consiguió la plata en los 200 mariposa y en los 800 libre, y une este éxito a la plata en los 400 estilos del pasado sábado.

De las ocho medallas de España en la natación de piscina, cuatro son de la de Badalona, que escribe su nombre con letras de oro en la historia olímpica nacional de este deporte, que abrió su medallero con el bronce de David López-Zubero en los 100 mariposa en Moscú’80.

Ocho años después llegó la segunda presea olímpica por medio de Sergio López, que ganó un bronce en los 200 braza, y en los Juegos de casa, en Barcelona’92, el hermano de David, Martín ganó el que era hasta ahora el único oro al vencer en los 200 espalda. Hasta los éxitos de Belmonte en Londres, el último databa de Sydney 2000, con el bronce de Nina Zhivanevskaya en los 100 espalda.