El fuego que azota a Galicia arrasa con 4.000 hectáreas

Cinco incendios mantienen en riesgo a núcleos poblados por la proximidad del fuego en los municipios coruñeses de Santiago de Compostela, Porto do Son y Cee, así como el ourensano de Avión y el pontevedrés de Soutomaior.

En la capital gallega y de Porto do Son han ardido unas 500 hectáreas, lo que, junto a otro en Arbo (Pontevedra), los convierte en los tres primeros grandes incendios del verano en Galicia.  Según ha informado la Consellería do Medio Rural permanecen activos incendios en Soutomaior, Vimianzo, Cotobade, Arbo y Crecente y controlados los de Fisterra, Pontevedra, Cotobade, Mondariz y Caldas de Reis. Mientras, han sido extinguidos dos en Cerceda y Rois (A Coruña). Desde el lunes arden 3.900 hectáreas.

En concreto, la ‘situación 2’ sigue activada en el incendio que comenzó a las 12,25 horas del miércoles en la parroquia de Santa Cristina de Fecha en Santiago, por la proximidad del fuego al núcleo de Vilar do Rei. En este caso las llamas han quemado unas 500 hectáreas.

Por su parte, también han ardido unas 500 hectáreas en Porto do Son, por los incendios que han afectado a las parroquias de Baroña, Xuño y Caamaño, donde está activada la ‘situación 2’.

En el caso de Cee persiste la ‘situación 2’ por este fuego iniciado a las 18,25 horas del miércoles en la parroquia de Toba, por la proximidad del fuego al núcleo de Sembra. Este fuego ha calcinado unas 180 hectáreas.

Y en Avión sigue activada también por el incendio que comenzó a las 16,51 horas del miércoles en la parroquia de Nieva, por la proximidad al núcleo de Porreira. Hasta el momento ha quemado unas 400 hectáreas.

El incendio de Soutomaior tiene activada la ‘situación 2’ por la proximidad al núcleo de Xunqueiriñas. Este fuego comenzó a las 18,02 horas del miércoles en la parroquia de Arcade y permanece activo tras quemar unas 180 hectáreas.